Archivo del Autor: ivangsosa

Curso acelerado de Chamuyo – Capítulo I

TIPOS DE CHAMUYO

Los chamuyeros nos valemos de diferentes armas para conquistar el amor de las muchachas. Para eso nacieron los chamuyos. Chamuyos hay miles. Se reinventan día a día. Vos podes estar inventando uno ahora mismo. Pero esto es mas bien general. Los más comunes y los no tanto. 
Hay que entender que los porcentajes son de efectividad, pero no así de belleza. Algunos chamuyos son exquisitos pero tienen un porcentaje de efectividad baja. Otros tienen un alto porcentaje de efectividad pero nada se pone en juego, es un planteo meramente conservador. Un hurra por quienes se juegan el todo por el todo, los chamuyeros de alma que prefieren salir a golear y no a buscar el empate y los penales. 
Dicho esto, aquí están, estos son.
 

Sigue leyendo

Emulador universal: KEEP

Un equipo de investigadores de la Universidad de Portsmouth(Reino Unido) ha encarado la tarea de construir el primer emulador del mundo capaz de reproducir todos los videojuegos escritos desde el comienzo de la informática. Tienen como objetivo recuperar y proteger la información cultural y tecnológica relacionada con ellos, que se ve amenazada por los continuos cambios de plataformas de hardware y software.

Los especialistas en historia de la informática David Anderson y Janet Delve, junto al experto en videojuegos Dan Pinchbeck, de la Universidad de Portsmouth, han puesto en marcha una iniciativa que, si funciona, permitirá a las nuevas generaciones conocer (y disfrutar detodos los videojuegos jamás creados, independientemente de la plataforma o sistema operativo para el que hayan sido escritos originalmente. Se trata de una iniciativa nacida en el ámbito de la Unión Europea, que ha sido “bendecida” con un presupuesto de más de cuatro millones de euros

El proyecto, denominado KEEP (por Keeping Emulation Environments Portable) implica el desarrollo de mecanismos destinados a la protección de los objetos digitales. Es que los propios videojuegos y todos los ficheros asociados, incluyendo archivos de texto, sonido e imágenes, documentos multimedia, bases de datos y hasta sus sitios Web, corren peligro de desaparecer simplemente por que no existen máquinas originales en condiciones de correrlos. Si tienen éxito tendremos el primer emulador del mundo de carácter general, un programa capaz de reconocer y ejecutar todos los juegos creados en las últimas décadas. Desde Pong, pasando por el Space Invaders de los ’70,  hasta el último juego escrito para Android podrá ser reproducido gracias a KEEP.

Esto deja a proyectos como MAME a la altura de un proyecto escolar de fin de semana. Efectivamente, existen muchos emuladores disponibles, la mayoría de ellos libres y gratuitos, pero solo soportan programas específicos de ciertas plataformas. KEEP no debería tener problemas para correr cualquier cosa que le pongas a mano, sin importar siquiera la clase de soporte en que esté almacenado. Como parte del proyecto, los especialistas desarrollarán las herramientas de hardware y software necesarias para “recuperar” ficheros almacenados en los más bizarros soportes, desde los antiguos “cartuchos” de memoria ROM hasta los discos HD-DVD, pasando por todos los tipos de discos flexibles que puedas imaginar.

La tecnología digital puede convertirse en una trampa mortal para nuestros datos. A pesar de que en el corto plazo permite duplicar hasta el infinito cualquier tipo de archivo, los cambios continuos en los soportes de almacenamiento y los sistemas operativos pueden convertirse en una especie de agujero negro del que no podamos sacar ni un mísero bit.  Janet Delve asegura que “todos los archivos digitales corren el riesgo de perderse, ya sea por degradación o debido a que la tecnología que se utiliza para leerlo desaparecerá totalmente”. Esto es especialmente preocupante en los videojuegos, ya que hacen uso de tipos de ficheros muy variados, incluyendo textos, sonidos, videos, etc. Además, y al contrario de lo que ocurre con otros tipos de software, los juegos se escriben para plataformas muy diferentes y absolutamente incompatibles entre si.

Sin algo como KEEP las futuras generaciones no podrán conocer los juegos de sus padres y abuelos. “Las generaciones pasadas nos dejaron un rico legado de libros, cartas y documentos que nos relatan quiénes eran, cómo vivían y qué descubrieron, pero existe un gran riesgo de que nosotros leguemos a la historia un enorme vacío”, añade Delve.

Se trata de un proyecto que incluso debería ser imitado en otros ámbitos.Solamente en 2010 se generará una cantidad de datos equivalentes a 18 millones de vecesla información contenida en todos los libros escritos a lo largo de la historia. El Archivo Nacional Británico contiene la información equivalente a más de 580.000 tomos de enciclopedias guardados en ficheros cuyo formato ya no está disponible en el mercado. Anderson señala que en muchos museos se exhiben viejos ordenadores y videoconsolas, pero esto no basta. “Si no se puede mostrar a los visitantes lo que hacían, ejecutando el software en ellos, exhibirlos sería exactamente igual que exponer instrumentos musicales, desechando toda la música”, agrega. “Para las generaciones posteriores sería una catástrofe cultural”.

Los juegos, al contrario que otro tipo de datos, son muy difíciles de migrar a las nuevas plataformas. De hecho, implicaría la reescritura de todo el código original, con lo que el software que se pretende conservar se perdería al ser reemplazado por uno nuevo que “hace lo mismo”. En cambio, la emulación recrea la plataforma utilizada para ejecutar el medio original, protegiendo la historia. Por solo 4 millones de euros, KEEP podrá garantizar a nuestros juegos favoritos su futura supervivencia, lo que no es poca cosa.

Ahora, a esperar como reaccionan las organizaciones que protegen los derechos de autor (SGAE :-)…

Iván Gabriel

Como siempre, lo vi en: http://www.neoteo.com

Proyecto Google Power Meter

Nadie puede dudar del compromiso que Google tiene con el medio ambiente. De hecho, hemos comentado su iniciativa obtener energía a partir del sol a un costo menor que el carbón. Pero ahora, con Google Power Meter, planea meterse en nuestro hogar y efectuar estadísticas de la energía que consume cada uno de nuestros cacharros.

La idea es maravillosamente simple, y es posible que muchos de nuestros lectores aficionados a la electrónica hayan realizado algo similar alguna vez, o al menos pensado en ello: Google tiene en marcha un proyecto que permitirá, gracias a unos “medidores especiales” instalados en los electrodomésticos de nuestro hogar, conocer cuánta electricidad consume cada uno. El proyecto ha sido bautizado Google Power Meter.

Estos pequeños medidores, que se nos ocurre son bastante fáciles de construir, registran a cada segundo la cantidad de electricidad que “devora” cada uno de nuestros aparatos eléctricos. Toda esa información es recogida por el ordenador de casa (que también tendrá uno de estos trastos incorporado) y enviada a los servidores de Google. Luego el usuario podrá entrar a un sitio Web diseñado específicamente para esto y ver, segundo a segundo, sus estadísticas de consumo. De esta manera podrá saber, por ejemplo, cuánto le costó en electricidad el haber dejado toda la noche encendido el ordenador para descargar esa película que tanto quería ver.

En realidad, se trata de una iniciativa que puede resultar muy eficaz para que reduzcamos nuestros consumos. Es decir, cuando pagamos la factura de la luz no tenemos un desglose que relacione cada centavo del total con cada uno de nuestros aparatos. Pero si gracias a Google Power Meter podemos determinar cuánto gasta cada cosa, es muy posible que adoptemos medidas para reducir el consumo. Por ejemplo, si gracias a Google descubres que ese televisor que nunca usas pero que siempre esta en “stand by” esta costándote 5 euros de electricidad al mes, es muy posible que termines desenchufándolo. Sin este sistema, pagas la factura y ni te enteras de donde sale el importe total.

Google, según puede verse en su sitio, proporcionará al menos tres herramientas. La primera de ellas, llamada “Analyze” (Análisis), es la que nos mostrará cuánto nos sale cada secada de cabello, o cada segundo de uso del microondas. La segunda, “Save” (Ahorro) nos dará la información necesaria para que reduzcamos nuestro consumo eléctrico. Y la ultima, “Share” (Compartir) permite por ejemplo que “compitamos” con nuestros amigos para ver quién optimiza mas su factura de electricidad.

Obviamente, Google debe buscar la forma de que tú instales los medidores en cada aparato. Para lograrlo, ya está en tratativas con diferentes fabricantes para que se puedan comprar estos cacharros al menor precio posible. Y conociendo a Google, es posible que el costo sea realmente muy bajo. Pero, por otro lado, la empresa cree que en el futuro próximo, si su sistema resulta ser todo lo exitoso que parece, los electrodomésticos vendrán equipados de fábrica con estos chismes, haciéndonos la vida bastante más sencilla. El siguiente video (en inglés) puede ayudarte a ver como funcionará el sistema.

Google seguramente utilizará toda la información que manden los usuarios para elaborar complejas estadísticas que determinen, por ejemplo, que los refrigeradores marchando a todo trapo en invierno son responsables del 3% de la energía eléctrica consumida en el planeta, y que si los apagamos (u optimizamos su uso), liberaremos “X” toneladas menos de CO2 a la atmósfera. Esto es algo altamente positivo, por más que implique que la empresa tenga todo el tiempo un “ojo” puesto sobre nuestros hogares.

Por otro lado, esta especie de “Gran Hermano Eléctrico-Estadístico (MR)” también podrá obtener información del tipo “los televisores marca XX consumen un 35% más electricidad que los YY“. Esta información, sumamente valiosa para los usuarios, puede ser en realidad nefasta para el fabricante YY. Los empresarios de las grandes corporaciones dedicadas al diseño de electrodomésticos tendrán que sentarse a ver cómo hacen que sus productos no sean voraces máquinas de gastar electricidad, porque seguramente Internet estará lleno de sitios Web donde se muestra cuánto consume cada cosa y qué marca conviene comprar. No puede saberse como terminará YY, pero seguramente el planeta será un poco más verde gracias a Google.

Iván Gabriel

Lo vi en: http://www.neoteo.com, escrito por Ariel Palazzesi.

Niño de 8 años certificado por Microsoft

Marko Casalan, un niño de 8 años oriundo de Macedonia, aprobó el examen Microsoft Certified Systems Administrator y se transformó en el Administrador de sistemas más joven del mundo. “La informática es un simple caso de matemáticas y de seguir instrucciones“, contestó humilde cuando le preguntaron sobre su proeza.

Sigue leyendo

¿Comó sería la tierra sin los humanos?

Imaginemos por un momento que, por alguna razón, cada ser humano sobre la Tierra desapareciera. ¿Podría el planeta recuperarse de los cambios que le hemos efectuado? ¿Dejaríamos algún tipo de marca que perdure durante siglos? The History Channel ha elaborado un documental que trata este interesante tema, y en NeoTeo lo usaron como punto de partida para este artículo.

Somos parte de la primera generación que podría, culpa de sus propias acciones, causar su propia extinción. No es demasiado difícil imaginar a los humanos desapareciendo  de la faz de la Tierra culpa de “error involuntario” al manipular un virus modificado en un laboratorio, por ejemplo. Pero no importa cómo ocurra, solo imaginemos que, por algún motivo, un día el planeta se libra finalmente de la plaga en la que nos hemos convertido. ¿Qué ocurriría con la Tierra si no estuviésemos aquí?

Sigue leyendo

Crean un software que puede copiar una llave a partir de una imagen!

Stefan Savage, un científico informático de la Jacobs School of Engineering, Universidad de San Diego, ha puesto a punto un software que puede reconstruir una llave física a partir de una fotografía de la misma. Lo que hace aún más interesante este sistema es que funciona con fotos tomadas desde más de 100 metros de distancia.

Este software, permite realizar un duplicado de una llave a partir de una simple fotografía. Ni siquiera hace falta que sea una fotografía en alta resolución: funciona aunque la imagen se haya obtenido desde una gran distancia o incluso con un teléfono móvil.

El programa es capaz de procesar fotos de llaves tomadas desde prácticamente cualquier ángulo, y a partir de ella medir la profundidad de cada uno de los “cortes” que conforman la “combinación” de cada llave en particular. Los científicos han demostrado que con estos datos es posible hacer una copia funcional de una llave. No han hecho público el código del programa, bautizado “Sneakey”, pero aseguran que es fácil de hacer.

Hemos construido un sistema de duplicado de llaves que permite demostrar a la gente que sus llaves no son seguras“, explica Stefan. “Quizá en algún momento esto no fuese más que una especulación, pero los avances en imagen digital y óptica han hecho que sea fácil duplicar las llaves a una distancia considerable y sin que su dueño se entere“, añade, como para terminar de intranquilizarnos…

Fuente: http://www.neoteo.com